jueves, 16 de febrero de 2012

LA CONQUISTA DE AMERICA Y EL DETERMINANTE PAPEL DE LOS ZENUES

La mas reciente investigación histórica del caribe Colombiano, sobre la conquista de América, cambia el panorama del rol que cumplieron las distintas pueblos aborigenes en ese gigantesco salto cualitativo de la humanidad. El autor en su libro: ENSAYO PARA UNA NUEVA VISION DE LOS ZENUES, a contrario sensu del grueso de los historiadores, que privilegia a los Aztecas, Incas y Mayas, posiciona a la Etnia Zenú, como la mas importante y determinante en el proceso de intercambio y penetración al continente, no solamente por ser la primera cultura Hortícola de América,   sino una de las mas antiguas como lo confirman los estudios antropológicos y de metalurgia temprana, contener en su territorio los más fértiles valles, cuya riqueza lacustre y fluvial es incomparable; sino además porque  de allí partieron como cabeza de playa y nicho de formacion, los grandes expedicionarios del continente, verbo y gracia; Rodrigo de Bastidas, juan de la Cosa, Alonso de Ojeda, Vasco Núñes de Balboa,  descubridor del Mar del Sur, Diego de Nicueza, Martin Fernandez de Enciso, Francisco Pizarro descubridor del Perú y Diego de Hordaz, que en calidad de lugarteniente,  acompañó a Hernán Cortes en la conquista de Maxico,  Sostiene la teoría de la Despensa agrícola-por la que  la región del " Gran Cenu " como la denominaron los Españoles, fué base para el sostenimiento de víveres de las primeras ciudades, y mano de obra calificada necesaria para la producción de alimentos, tal como lo confirman diversos y sistemáticos registros históricos dejados por los cronistas de indias.llama la atención su interesante revelacion,inadvertida por la mayoría de los historiadores, en la que FRAY PEDRO SIMON, afirma categoricamente que el cultivo del maíz, base de la alimentación mundial hoy en día procede del continente suramericano, lo que le permite formular una novedosa tésis, centrada en que tal cultivo, pudo provenir de esa región. Así las cosas la cultura zenú cobra vigencia en el nuevo contexto histórico de América.