lunes, 26 de septiembre de 2011

EL NEGRO DE MARINA




I

Ved la piedra y el risco impresionante!
 escuchad el cantarino trasegar del agua!
 volved atrás y recoged  los pasos/
 que midieron la distancia/
 de nuestra infancia amarga.

II

Te vés en los espejos del ayer,/
 por tí retrospectado y,/
 encuentras tan nítida la imagen/
de tu cuerpo cobrizo, ágil y delgado! I
II

 Te acuerdas negro compañero-amígo
 del burro negro que nos prestaba/ el viejo Jose Hilario/
 para arriar el agua, del pozo del Gobierno/
 todas, toditas las mañanas.
 IV

 Te acuerdas negro
del corto pantalón y la camisa ajada:
 de todas las pelas y todas las trastadas