viernes, 20 de mayo de 2011

MUY BIEN POR VIVIANE MORALES-FISCAL GENERAL DE LA NACION




Desde su postulación por el Presidente Santos, me opuse a su nombramiento en tan importante cargo por varias razones: en primer lugar, ser o haber sido una representante clásica del Congreso nacional, como que la distinguida senadora lo fue por dos o tres periodos, hecho de la realidad política, que pudiera inclinar la balanza en favor de otra rama del poder público distinto a la de la propia justicia. 2-No disponer de la experiencia necesaria ni en el ejercicio profesional de aquilatada experiencia en materia penal. 3.- parecía ser un nombramiento acomodado para favorecer a los alfiles del anterior mandatario., quien a la sazón no mostraba la independencia del Uribismo. Las dos primeras razones de mi intuición siguen siendo válidas, pues no se debe nombrar por principio Republicano, o en obediencia al principio republicano de la independencia de los poderes públicos, a un ciudadano, que ha sido abanderado de cualquiera de las ramas en que se divide el poder público, distinta a la de la justicia. Debe ser de ésta, para conservar la perfecta transparencia del funcionamiento democrático. En cuanto a la segunda observación no es menos cierta, lo confirman el llamado de atención de La Corte Suprema, en cuanto a la ritualidad procesal que debe seguirse al formular acusación esta semana, contra el Secretario Privado de la Presidencia, que lo fue de Uribe y sus contertulios. De todas maneras es de justicia reconocer, que la FISCAL se ha apropiado de su cargo mucho más de lo que los doctos creían, actuado con mucha sindéresis, mejor ahora, cuando se ha afirmado el Presidente Santos, como un mandatario dispuesto a hacer su mandato y no a continuar la obra de otro.. Ya era hora de que soplaran vientos nuevos, para que la goleta que ondea del mástil de la nave de Colombia  cambie de dirección.