martes, 3 de mayo de 2011

LOS MORENO ROJAS, DEFRAUDARON AL ABUELO



Del general se dijo muchas cosas, entre ellas que dilapidó el erario público. Su hija María Eugenia Rojas de Moreno encabezó un movimiento político que casi la lleva al poder, si no es porque el Presidente Carlos Lleras Restrepo se le atraviesa en aquella intentona revolucionaria del 70. Jamás podría afirmar que el General Rojas hubiese incurrido en esas conductas que sus detractores políticos le endilgaban, lo que sí puedo asegurar, que nunca nadie, ningún Presidente hizo en tan poco tiempo tan voluminosa cantidad de obras públicas de carácter popular. De ahí que este hombre se ganó el favor de los sectores populares, a quienes colmó al estilo del caudillo justicialista, Juan Domingo Perón, toda suerte de beneficios, incluidos regalos de navidad por centenares de miles, que entregaban por conducto del clero, y atreves de las casas parroquiales en todos los pueblos de Colombia. Las obras de Ingeniería son incontables, puentes, carreteras, acueductos, granjas agrícolas y reproductivas, de las cuales fue tanta la cantidad, que casi en cada pueblo de Colombia se instaló una, lo que produjo un desarrollo inusitado en el campo colombiano. La verdad a mi juicio, ningún Presidente hizo tan impresionante obra de desarrollo nacional, creando la base de una infra-estructura necesario, a más de su papel en el proceso de paz que liberó Colombia de las luchas partidistas entre liberales y conservadores. Contra los detractores de Rojas se levanta su colosal obra, que no le resta méritos, la conducta de sus nietos hoy puestos en la picota pública y aún peor en las rejas de la cárcel por los negociados de la contracción pública. LA JUSTICIA DEBER SER INFLEXIBLE CONTRA LOS DETRACTORES DEL ERARIO PUBLICO, sea quien fueren sus ejecutores, por lo pronto deberán como corresponde a sus altas investiduras, someterse al peso de la ley..