viernes, 20 de mayo de 2011

JUAN MANUEL SANTOS Y HUMBERTO BUSTOS ANECDOTARIO DE PROPUESTAS DE PAZ




Hace algunos años de nuestro pasado reciente, el Doctor JUAN MANUEL SANTOS, hijo del doctor ENRIQUE SANTOS CASTILLO, una de las grandes personalidades de éste país, a quien tuve la oportunidad de tratar personalmente, en mi ejercicio de abogado conciliador, en un caso menudo relacionado con la impermeabilización de una propiedad, presentó con la anuencia de dos grandes personalidades mundiales EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ colombiano GARCIA MARQUEZ y el primer Ministro de CUBA Fidel Castro Rus, una PROPUESTA PARA PACIFICAR EL PAIS. La propuesta del doctor Juan Manuel fue inmediatamente acogida por la prensa nacional, el doctor Santos invitado como proponente a todos los foros académicos, la COMISIÓN NACIONAL DE CONCILIACION, presidida por el Dr. HERNAN JARAMILLO OCAMPO.- COLOMBIANOS POR LA PAZ, no existía, pero si RED POR LA PAZ, MANDATO POR LA PAZ, COMISION DE PAZ DEL CONGRESO, etc. En fin toda suerte de organizaciones que se fundan para estos foros de la intelectualidad Bogotana. La propuesta de paz del Dr. SANTOS me quedó como anillo al dedo, toda vez que, por lo menos en aquellos foros abiertos, se recibieron propuestas, que como la del doctor Santos tenían una adecuada sustentación y merecían ser consideradas como tales, lo que me posibilitó ser clasificado como proponente de paz y desde esa fecha, mencionada como LA PROPUESTA ALTERNATIVA DE LA SOCIEDAD CIVIL PARA UN PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA. Alternando en la discusión y socialización con la del Dr. Santos hoy Presidente de Colombia. Estas dos propuestas se mantienen hoy vigentes, con la de Bermúdez, otro ilustre compatriota. La de la SOCIEDAD CIVIL que era la de Bustos, presentó el mejor esquema para crear la Institución que dirigiría el Proceso de paz, sustrayendo sus funciones de las manipulaciones del Gobierno, acorde con el planteamiento que para entonces había logrado consensos., como era instrumentación de una verdadera política de Estado en relación con el proceso de paz y la más receptiva por los alzados en armas, además de proveer interesantes planteamiento de solución al problema de reintegración a la sociedad civil, la entrega de las armas y la desmovilización etc.Con las alharacas del Nobel que se veía venir, las dos administraciones, de Pastrana y Samper procedieron a congelar las discusiones, y a suspender las funciones de la COMISION NACIONAL DE CONCILIACION, organismo que dirigía dichos procesos.
los dos procesos se acabaron sin ninguna propuesta teórica coherente sobre la mesa. Así la PROPUESTA ALTERNATIVA DE LA SOCIEDAD CIVIL tambien se convirtió en letra muerta.Hoy que nuevamente se han agitado tales emociones colectivas,recreo el episodio de aquellos días como un testimonio de nuestro pasado reciente.