lunes, 2 de julio de 2012

ESCRITORES DEL CARIBE- HUMBERTO BUSTOS F. ESCRITORES DEL CARIBE-MONTERIA, CORDOBA.

Los escritores, como las logias, nos unimos en torno a varios ideales, entre ellos nuestra propia redención. Ese parece ser el principal afán de nuestros intereses . Yo, anduve solo por la vida, hablando de tantas cosas, en tan variados géneros, que nunca tuve tiempo para dedicarlo a mis amigos,  EL INDIO COMO EL PÚMA AMERICANO  ANDA SOLO, y menos en aquellas faenas donde se jacta y reproduce el ego nacional. Asi pues como indio zenu, desplazado de la orilla caribeña, pero siempre dispuesto a afrontar  lidia, recorrí todo el territorio mas allá de sus fronteras, sin devolver la mirada, por los caminos andados, con el fin de que no me pasara la que le pasó a aquel santo varón, quien saliendo de las ciudades, citadas en el pasaje bíblico.  le dijeron que no volteara a mirar para atrás, porque quedaría convertido en piedra.   Así Indio blanco andando pero Indio al fin, regresé a la tierra, de mis antepasados,  en la firme esperanza, de que aquí, alguien me reconocería
.
 Menuda sorpresa me habría de llevar., pues tanto era, el tiempo de haber estado lejos, que ni la propia familia lo pudo hacer.  Así llegué a la conclusión que a los viejos no los conoce nadie, por eso cuando camínan detienen sus miradas en todas las personas, esperando encontrar en cada extraño, los fantasmas de su pasado.  Algunas veces se nos da, encontrarnos un compañero de aventuras juveniles,- muy pocos disfrutamos de esos maravillosos encuentros, que nos permiten  revivir el ayer.. Me  acordaba  de Germán Espinosa, cuando presentamos  examen de poetas, en la CASA JOSE ASUNCION SILVA,   de la calle 12, con carrera 2 °,y 3 en Bogotá - cuarenta años atrás . Nos dieron 20 afiches a cada uno, y nos fuimos a  acompañar al que los pegaba, por la vieja Candelaria, la calle 13,  la biblioteca  LUIS ANGEL ARANGO, el barrio las Nieves  y la capuchina..Fue la primera  y última vez que lo ví, hermanados en aquella aventura, de incipientes poetas Caribeños:  El  mayor que yo, presentando un  libro de poemas, con la distinción y modulación  del   joven literato que irrumpe con precisión fonética, sobre el auditorio, verso tras verso finamente acompasado;- al final el  aplauso, premia el esfuerzo de la inteligencia. Sigo inmediatamente después, con "PIEL DE AMERICA", y la escena se cambia diametralmente. El  oratorio se transforma por el arte de la palabra, y ésta hecha fuego, con  notas vibrantes, una tras otra oleada de versos, se convierte de un momento a otro en una catilinaria desafiante del régimen.

 Eran tiempos de revolución: La arenga ha causado el enervamiento de los espíritus. El público se levanta, ya no solamente aplaude,- al terminar cada poema, se oyen gritos en el auditorio : !VIVA LA REVOLUCION SOCIALISTA!, !PATRIA O MUERTE  VENCEREMOS!,  !VIVA EL PRESIDENTE SALVADOR ALLENDE!, ABAJO PASTRANA!.  Después de dejar que la ira y la pasión política se desahogara,  levanté la mano  con serena firmeza, ebrio del triunfo. El público se silencia  por un instante,- tiempo que aproveché para dominar  al mostruo que estaba enfrente de nosotros, - continué :"  !Dejadme cual Marco Tulñio Cicerón, -en su panegírico de Cesar, asesinado por Bruto.,- a las puertas del capitolio Romano,- que  os cante la muerte de Salvador  en el  BOMBARDEO AL PALACIO DE LA MONEDA " . .. Y como el orador supremo de la antigua Roma, parodiando su excelsa majestad,  prorrumpí diciendo :  ! Cayeron las bombas metálicas/ sobre el palacio de la Moneda/ el vetusto edificio recibió el bautizo de sangre/ de la Democracia Chilena/ Mil lenguas de fuego se alzarón / y  la libertad hecha hollín y cenizas/ descendió a las barriadas y cordones obreros!.

Al terminar mi intervención, la sala finamente dispuesta, se había descompuesto, - nadie le daba la mano a nadie, todos se abrazaban, y nos abrazaban como si fuésemos sus héroes.- Al   empezar la ceremonia dos horas antes, había un silencio morboso, almibarado de murmullos,- no de musica de alas, como en el soneto de José Asunción,- sino de chismosería malsana por esos dos costeños anunciados como poetas, en cártel principal de aquella ceremoniosa sala.  

La verdad,   " Piel de América, " resuena en mis oidos, desde aquella noche,  frente a  la  acartonada concurrencia que asistía al auditorio, de aquel ecopetado parnaso Bogotano.. Espinosa cultivó al auditorio a su manera suave y elegante, yo al mío, el del atrio estudiantíl - lo abracé  y le dije,: No teniamos porqué  tener miedo, de aquella presuntuosa arrogancia Bogotana. La historia y la cultura de este país, empezó por la Costa Caribe, en especial por la cultura Zenu   que nos tocó pagar el costo de la recepción de la cultura hispánica, sómos los primeros pobladores y forjadores de esta nacionalidad,  primeros en  recibir a JUAN DE LA COSA, OJEDA Y A FERNANDEZ DE ENCIZO,  en el pueblo indio, que los españoles llamaron SAN JOSE DE GAITA. Con  don  Rodrigo de Bastidas, desde la bahía de Cispata, le enviamos a España, el primer cargamento de oro que valió la pena,  reconstruyó la fé, por cierto menguada en los reyes católicos en el descubrimiento de América, y restituyó los titulos a Colón. Asistimos  a  la fundación de Santa Marta. y con  Pedro de Heredia a la de Cartagena, y después con don GONZALO  como trocheros, entramos a  Santa fé de Bogotá, pra hacer posible el virreinato de la Nueva Granada. Entonces, - ?porqué habríamos de tener miedo?.

.Asi  pues,  termino esta historia, - el público que nos envaneció esa noche, terminó unos años después, eclipsado  por este silencioso, prolífico y connotado escritor, cuya brillante inteligencia le dió lustre a Colombia.     y . a quien hé  de rendir desde esta nota, afectuoso culto y admirable gratitud a su obra..