miércoles, 2 de febrero de 2011

Relatos del caribe N° 8: La primera central de arrendamiento










RELATO- VIII 
LA PRIMERA CENTRAL DE ARRENDAMIENTO.. 


Cerca del pozo del Gobierno, un señor de nombre ADAN DIAZ  tenía  dos " pajas" es decir dos potreros, uno separado  del  otro por el camino, que de San Andrés  conduce  al pozo del Gobierno ! . quien  quería arriar agua, por falta de dinero para comprarla, arrendaba el burro a don Adán, por la mañana, o por el día completo, es decir hasta las 12. M.G.. o hasta las 6.p.m.. Esta actividad era  la más usada. Casi toda la población arriaba su propia agua, y solamente muy pocos la compraban; estos eran los Blancos de las familias acomodadas del pueblo. Así Adán Díaz hizo una fortuna, y posicionó, la primera central de arrendamientos de burros aguateros, que hubo en las sabanas de Córdoba., llegó a tener 80 burros, y un pertrecho de 200  barriles, o toneles, que un cachaco le traía del Valle del Cauca.
 Pero tanta alegría, no le iba a durar mucho a don ADAN, un buen día, se inventaron los galones plásticos, y don  Adán  se quedó enhuesado con esa barrilería. Más tarde aparecieron las carretas armadas con llantas de bicicleta, y también  los burros quedaron en desuso.
La central de arrendamientos se vino abajo y don Adán, menos próspero se tuvo que resignar al  cambio de billetes, y monedas, en la tienda de su mujer,  donde se vendía, desde un  QUACTO  DE  MANTECA,  4  ONZAS DE ARROZ  hasta una  LATA Y UN BULTO de los mismos productos. La mirada de don Adán, perdida en el horizonte, cuando se reclinaba en su taburete, debajo del almendro de su casa,  nos recuerda , que en todo tiempo hay  bonanzas., unas vienen y otras se van, pero que todas acaban de un modo o de otro. Él  fue en su tiempo, gran señor de los barriles, adelantado del agua, y propietario de la más grande central de arrendamientos que tuvo córdoba.