jueves, 13 de enero de 2011

DECLARARSE IMPEDIDA- FISCAL GENERAL DE LA NACION

Ahora que el señor Presidente de la Nación, ha posesionado a la Fiscal, Dra VIVIANE MORALES, quien apareció vestida de blanco, para indicar tal véz su alto grado de pureza, en la ceremonia de posesión, ante y en el Congreso Nacional, frente a todos los colombianos, pregunto que va a pasar con todos los procesos en curso, y los que se abriran a medida que los recursivos abogados, vayan corriendo detrás de bambalinas las intrincadas marañas de los hechos delictuosos, que dieron lugar  en lo que se llamó la YIDIS POLITICA, y su conexo subsiguiente TEODOLINDO AVENDAÑO, pues con la primera, se agotó, el CAPITULO COMPLETO de los delitos contra la la Administración pública , además del CONCIERTO PARA DELINQUIR en el cual estarían incursos las bancadas de mayorías por extensión de las facultades que otorgaron a los Senadores y Representantes de las comisiones accidentales, para el logro de los acuerdos, cuando no lo hubo en las plenarias.

Pero eso no ni siquiera la punta del Iceberg. que va a pasar en definitiva con el exámen juridico final, a la Aprobacion del Referendo Reeleccionista, y con las 2 Reformas Constitucionales, donde la CORTE CONSTITUCIONAL  se encuentra probado, que emitió  sentencia de exequibilidad, con bancadas de mayorías fraudulentas, pues tambien se encuentra probado, que lo fueron de Partidos a quienes se le canceló la personería jurídica, porque sus integrantes lo demostró la justicia, tenían relación con el paramilitarismo y la Parapolítica. Caso de MARIO URIBE  y 80 Congresistas más, todos judicializados hoy. Será que la ilicitud de sus actos, por los cuales llegaron al Congreso de la República, valida sus actuaciones para reformar la Constitucion conforme a sus ilícitos intereses particulares.Será que la ilicitud de los actos de esas mayorías de Partidos y de personajes fraudulentos, que reformaron la Constitución de la República de Colombia, y consiguieron con su concierto para Delinquir, en aquel octogenio funesto, el ával legal de la H.CORTE CONSTITUCIONAL,  quien resultó asaltada en su buena fé, y por consiguiente se deduce inexorablemente que debajo de aquel turbión, arrastrado por fuerzas incontrolables, el delito de FRAUDE PROCESAL el mas grave de todos los delitos que han aparecido hasta el momento, viajaba sin rumbo, pero viajaba, y hoy que ha amainado el temporal, la avalancha, aparece sobre el pantano seco, replandeciente a los rayos del  sol canicular.  No quisiera estar en el pellejo de la señora Fiscal, pues tal parece, que tendrá que declararse impedida durante todo lo que resta de su mandato en los procesos referenciados.