lunes, 6 de diciembre de 2010

LA ELECCION DE FISCAL. DERRUMBAMIENTO DE LA JUSTICIA-

La elección de fiscal, derrumbamiento de la justicia. En efecto la H. corte suprema de justicia, Dejó su majestad a un lado, cuando decide en un acto de genuflexión innecesario entregar parte del Estado de derecho, nada más ni nada menos que el principio fundamental de ejercicio republicano, como lo es sustancialmente la TRIDIVISION DE LOS PODERES PUBLICOS.   Cuando de tres ternados, dos que tienen su formación, vocación e integridad con la rama judicial, se le entrega la Fiscalía al tercero menos apto, al menos idóneo por así decirlo, precisamente al que ha militado en el poder contestatario, el legislativo nacional, cuya vocación presidencial no ha dejado duda de su militancia incondicional, y precisamente ahora que se requiere de un funcionario de elevada estatura moral, que con autoridad acometa los gravísimos procesos que se adelantan contra los altos funcionaros del anterior Gobierno, incluido el Ex-presidente de la republica, por el incontable numero delitos, que se tramitan en la CORTESUPREMA DE JUSTICIA, EN LA FISCALIA GENERAL DE LA NACION Y EN LOS TRIBUNALES INTERNACIONALES.  Si bien este gobierno del Dr. Santos, detuvo la andanada de ataques contra la H. corte suprema de justicia, y ha mostrado ser un gobierno respetuoso de los derechos y libertades públicas, con un tono conciliador, no era para arrodillarse, y menos para entregarle en bandeja de plata las llaves de la Fiscalía, que en manos de la recien nombrada VIVIANE MORALES, LA INVESTIGACIÓN DE ESTOS PROCESOS quedará anulada. Grave que se entregue la fiscalía general de la nación a un miembro del Congreso, que dirigió la bancada de mayorías, que a sangre y fuego y contra toda legalidad,  aprobaron el REFERENDO Y LAS REFORMAS CONSTITUCIONALES, con la que se reeligió ilgalmente a un presidente, y violentó ' la carta política de los colombianos. Más grave aún, que en cualquier momento, ese alto funcionario pueda quedar subjudice, por cualquiera de los procesos que se están adelantando. Situación jurídica, que debió preveer la H.CORTE SUPREMA al momento de producir tan disparatada decisión. Dios guarde a Colombia. Tenga compasión  y verguenza de esta sala de magistrados, que después de dar la mayor demostración de valor al mundo, y de recuperar la credibilidad en el respeto por el derecho y la justicia, en el último acto en el mas importante de vida, cedió irresponsablemente LA INDEPENDENCIA DE LOS PODERES PUBLICOS Y CON ELLA LA AUTONOMIA DE LA JUSTICIA. Apaguemos la vélas y vámonos!